IMG_8686
Inspiration, Placeres

La lista de deseos

Despertarme en Nueva York, en la habitación Hudson Studio del Hotel Standard y ver , con suerte, que los copos de nieve acarician un Nueva York frío pero soleado. Deslizarme bajo un jersey de mohair de Acne Studios y bajar a desayunar al Chelsea Market. Quizás un bagel de cebolla y crema de queso, quizás algo dulce; una rosquilla de Doughnuttery.

Muy cerca, en Paper Source, me hago con un cuaderno de print amarmolado donde poder enumerar mi lista de deseos para 2017: aprender ballet, poner en marcha esa idea empresarial que siempre me ronda la cabeza, hacerme con el 2.55 de Chanel, volar a París una vez al mes…

Después de soñar un rato, decido que es hora de ponerme en marcha. Mis bailarinas de Miu Miu, me llevan casi levitando por Bleecker Street. Primera parada: MarcBook, la librería de Marc Jacobs. Aquí seguro que encuentro el libro de mi admirada editora; Grace: The American Years o el libro (joya) de Loewe. Ambos servirán para posteriores tertulias con mi amiga Jess Monterde, en nuestro Club de Lectura.

A media mañana ya tengo hambre, así que tomaré un cupcake en Magnolia, justo al lado. Redirijo mis pasos hacia el Soho, para hacerme con el look de esta noche. No puedo evitar sentirme atraída por el escaparate de Moschino y su oso gigante. El vestido de tafetán con volantes y camiseta será la mejor opción para esta noche.

Antes de almorzar, pasamos a ver la última exposición del Moma, una retrospectiva de Almodóvar, y con esta dosis de drama ya hemos hecho estómago. Como unas auténticas ladies who lunch, mis amigas y yo nos citamos para almorzar en ABC Kitchen; ostras y vino blanco. En mi lista de deseos también incluyo que me gusten las ostras, para poder degustarlas en shots de Bloody Mary como una neoyorkina de pro. 

Por la tarde voy a relajarme leyendo las perlas escritas de Emma Cline en su libro Las Chicas. “Alguien que puede coger con unas puntadas las partes vacías de tu vida y hacerte sentir que hay una red bajo tus pies, que cada día enlaza con el siguiente “- Así son mis chicas también, a las que quiero. Y pienso en ellas mientras me tomo un Old Fashion en el Loab Boathhouse en Central Park. Aquí una puede creerse en pocos minutos que lo raro sería no vivir así.

Salgo de Central Park por el lado del Upper East Side y llego hasta Rare Vintage, a buscar alguna joya del París de Madame Gres o los ochenta de Gianni Versace. Quizás algún modelito viejo desbamque a mi  vestido de Moschino, me gustan las cosas con historia.

Es hora de volver a casa,  le robo el taxi a alguien y llego a Perry Street. Se me olvidó mencionar que en la lista de deseos incluía una casita aquí. Me cruzo con mi vecino Hugh Jackman, pero no vuelvo la vista.

Alguien (especial) me espera en casa, y quizás haya un paquete azul cielo para terminar este gran día y brindar por el Nuevo Año…

Feliz 2017

Presentación1

Arriba a la izquierda, la habitación con vistas de The Standard Hotel. El libro de Grace: The American Vogue Years. Vestido de Moschino. Pulsera Wrap con Bisagra, de Tiffany. El bolso icónico de Chanel. Arriba a la derecha, foto de Doughnuttery . Debajo, jersey de Acne Studios, disponible en Net a Porter. Cuaderno de Paper Source. Cocktail Old Fashion.  Bailarinas con lazo vichy de Miu Miu. Foto de The Loeb Boathouse, en Central Park.

Previous Post Next Post

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply