Desfiles

Alta Costura: Chanel

Karl Lagerfeld es un moderno absoluto.

No se puede hacer moda e ignorar los cambios por los que atraviesa nuestra sociedad. Gabrielle Chanel nunca fue ajena a su tiempo, y precisamente su espíritu rebelde fue el que le llevo a romper las fronteras de su zona de confort (la suya y del resto de las mujeres) y llegar al éxito.

Chanel es la unión de la artesanía y el espíritu avant-garde que definía a la propia Coco, y esa mezcla de mirar al futuro sin olvidar el pasado es la que está siempre presente en las colecciones de Karl. “Soy un oportunista aventajado en el tiempo”-afirmaba el kaiser.

 La colección de Alta Costura Cercle Privé ha rondado los conceptos clásicos de la casa usando técnicas totalmente innovadoras. La seda y el chiffón son tratadas con la maestría de los artesanos de toda la vida que cosen a mano cada perla, cada pluma. Pero ahora las chaquetas se moldean a base de láser 3D, es decir,  una prenda cortada sin costuras.

El concepto es el mismo; crear una prenda impecable. Las formas son las que evolucionan.

Hemos visto trajes coordinados de faldas midi y chaquetas de perfecto ajuste. Vestidos vaporosos y siluetas longuilíneas. Cortes muy Chanel, como la manga francesa, el escote palabra de honor, vestidos baby-doll y faldas con largo a media pierna. Eternos blanco y negro, y presencia del rosa pastel, tan propio de la firma. Tan elegante.

Las modelos llevaban una peluca negra angulosa y poco favorecedora, cejas muy prominentes, pómulos resaltados y labios rojos. Un look muy marcado que contrastaba con la sutileza de sus vestidos.

La fantasía llevada a la realidad, como el propio Karl afirmaba.

(Fotos vía Chanel)

Previous Post Next Post

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply