Monthly Archives

octubre 2017

2
Cómo llevar qué

12 formas de llevar la chaqueta de cuadros

A estas alturas del otoño, está claro que la prenda de la temporada es la omnipresente chaqueta de cuadros. Aunque ya lo intuyéramos el pasado invierno, es cierto que a las calles (Zara  mediante) no ha llegado hasta ahora. Y basta con echar un vistazo a cualquier oficina de féminas para darnos cuenta que será y es el uniforme de batalla del momento. Porque aúna fácilmente lo casual y la formalidad ‘working’ o porque unida a unos vaqueros y a una camisa blanca conforma un uniforma muy recurrente, lo cierto es que se postula como tendencia ganadora.

Para aquellas que quieran sumarse al carro sin sentirse uniformadas, aquí os dejamos 12 formas originales de lucir la prenda más ubicua del momento:

1.Con vaqueros rotos y medias de rejilla por debajo, un toque rebelde para quebrar la esencia formal de la chaqueta.

1

2. Con la camiseta de tu grupo de rock favorito y botines ‘glitter’. Este combo te podría acompañar hasta las cañas de un viernes tarde. El bolso de experta fashionista, ya es de 10.

2

3. Acompañada de un ‘bucket bag’ o bolso saco. También admitimos la veraniega cesta de mimbre, para darle una segunda vida. Puro ‘chic francés’.

3

4. Con botines calcetín de colores chillones aporta una pizca de diversión. Los pendientes ochentenos suman puntos ‘glam’.

6

5. Con una gorra de béisbol, recomendado a aquellas que temen que la blazer típica de padre pueda echarle unos años encima.

7

6.Con camisa blanca clásica, pañuelo al cuello y cinturón con logo. Toda una declaración de pijerío que funciona gracias al efecto rompedor de los ‘shorts’, apropiadísimos para este ‘veroño’ eterno.

8

7. A modo de vestido y, por supuesto, sin medias.  ¿Y qué tal con botas ‘XL’? 
11

8. Cómo no, en traje sastre completo. Pero atención a los detalles que hacen de este look lo contrario al aburrimiento: botas con plataforma, bolso flúor y mangas con volumen. Un ejercicio de equilibrismo ‘fashion’.

12

9. Con zapatillas blancas y maletín de trabajo, la opción más segura y todoterreno para una larga jornada de trabajo.

13

10. Sobre un ‘outfit’ en blanco total, para iluminar los días más grises del otoño y eludir  tonalidades recurrentes de esta época.

14

11. Sobre otros cuadros que no sean necesariamente a juego. Y con riñonera, nivel experto.

15

12. Acompañando a un vestido lencero, inesperado pero apetecible.

16

Fotos vía Pinterest.

teadress7
Cómo llevar qué

Por qué nos cautiva el ‘Tea Dress’

Será por los irresistibles ( a pesar de sencillos) looks de Reformation, por la sensualidad hiperfemenina (ya se agradece) de Realisation Par, o porque la fiebre retro no es ya una moda sino una opción estilística permanente y muy sostenible; el vestido estilo años 40 invadió este verano nuestro armario y lo recibimos con los brazos abiertos.

En las antípodas del athleisure, el vinilo o los colores estridentes, la opción de una sofisticación añeja parece de repente apetecible y por qué no, moderna.

Así lo han llevado las reinas de Instagram en la calle.

Processed with VSCO with a9 preset

teadress2

teadress3

teadress4

teadress5

teadress6

teadress7

teadress9

teadress10

Fotos vía Pinterest.

Y aunque parezca veraniego, lo cierto es que con jerseys oversize, con cuello vuelto debajo y con medias de rejilla, su uso puede extenderse hasta el otoño. Aquí tienes opciones de shopping para sumarte a la tendencia.

tea dress vestidos.001

1. Vestido de Valentino. 2. Floral, de Ganni. 3.Cerrado al cuello, de Alice & Olivia. tea dress vestidos.002

1. Vestido de Altuzarra. 2.Muy retro, MIU MIU.  3.En terciopelo mostaza, de Altuzarratea dress vestidos.003

1. Midi, de Zara. 2. Con escote bardot, de Uterque. 3.De Realisation Par. 

TOU_pendientes_0040
The Three of Us

Maxipendientes y minibolsos, la nueva proporción (II)

Como ya hablamos en ‘Maxipendientes y minibolsos‘, los accesorios han invertido su proporción. Se acabó ir a cuestas con el ‘shopping bag’, bolsos se reducen al mínimo aunque crece su complejidad en bordados, pedrería y barroquismo en general. Por otra parte, la sombra de los años 80s sigue siendo alargada y los pendientes han dejado de ser minimalistas y sencillos para transformarse en llamativos, recargados y ‘oversize’.

Hoy, lo hemos puesto en práctica en The Three of Us, y éste es el resultado.
TOU_pendientes_0002

TOU_pendientes_0005

TOU_pendientes_0007

TOU_pendientes_0009

Pendientes de Suma Cruz y bolso de Uterqüe.

TOU_pendientes_0010

TOU_pendientes_0011
TOU_pendientes_0014

Patri lleva pendientes de Uterqüe y bolsito de Sfera.

TOU_pendientes_0019

TOU_pendientes_0020

Pendientes de Junco Jewells, anillo de Bimba y Lola, bolso de Primark.

TOU_pendientes_0021

TOU_pendientes_0022

Patri lleva pendientes de metacrilato de Lausset y riñonera de Zara. 

TOU_pendientes_0028

TOU_pendientes_0029

Pendientes de Uterqüe, bolsito de Byville Sevilla.

TOU_pendientes_0030

TOU_pendientes_0032

Pendientes de Suma Cruz.

TOU_pendientes_0035

TOU_pendientes_0036

TOU_pendientes_0038

Patri lleva bolso de Malababa y pendientes de Suma Cruz.

TOU_pendientes_0042

TOU_pendientes_0043

Bolso de Malababa.

TOU_pendientes_0045

TOU_pendientes_0046

TOU_pendientes_0048

Patri lleva pendientes de Bimba y Lola y cartera de Miu Miu.

TOU_pendientes_0052

TOU_pendientes_0053

TOU_pendientes_0055

Pendientes artesanales del Zoco de María Luisa (Sevilla). Bolso de Blanco.

TOU_pendientes_0057

TOU_pendientes_0060

TOU_pendientes_0059

Pendientes de strass y bolso de metacrilato, de Zara.